El Gobierno Nacional de Colombia publicó recientemente el documento borrador titulado “Ley Minera para la Transición Energética Justa, la Reindustrialización Nacional y la Minería para la Vida”. Este documento se encuentra en proceso de consulta previa con los grupos étnicos y abierto a comentarios de la ciudadanía hasta el 31 de marzo de 2024. La Alianza por la Minería Responsable invita a las comunidades mineras, consejos comunitarios, cabildos indígenas y organizaciones mineras artesanales y de pequeña escala a participar activamente analizando en detalle el articulado en discusión y generar propuestas que aporten a la sostenibilidad del sector minero en sus diferentes escalas en el país. 

En ARM compartimos unas reflexiones iniciales relevantes para la Minería Artesanal y de Pequeña Escala (MAPE), en especial sobre las nuevas definiciones, clasificación y escalas de la minería; el rol preferente del Estado en las diferentes fases del ciclo minero en relación a los Minerales Estratégicos; y las propuestas de protección y fomento diferencial de la minería artesanal, semitecnificada y de pequeña escala. Estamos convencidos de la necesidad de lograr una mayor visibilidad de la MAPE en las leyes y políticas mineras, y de la participación ciudadana para una mayor transparencia en el sector.

 

Nuevas definiciones, clasificación y escalas de la minería:

Se suprime el uso de la clasificación actual de “minería de subsistencia” que comprende labores como el barequeo y la selección o chatarreo de minerales y se propone crear la clasificación de “minería artesanal”. Consideramos esto un avance importante en materia de reconocimiento de una labor que además de productiva comprende factores culturales, sociales e históricos.

Mujeres mineras de Suárez, Cauca

Se crea la clasificación de la “minería semitecnificada”, la cual se comprende como una condición de tránsito entre la minería artesanal y la minería de pequeña escala.  Aunque consideramos valiosa la inclusión de esta escala en tanto actualmente es una realidad en el país pero se ha encontrado en un limbo, llamamos la atención sobre el establecimiento de requisitos para la minería semitecnificada que puedan terminar fomentando la informalidad al convertirse en barreras insuperables por comunidades rurales que no cuentan con la información, recursos y condiciones para el diseño, trámite y cumplimiento de instrumentos mineros y ambientales. 
 Se propone no abordar este requisito como “Instrumento minero y ambiental diferencial para la minería semitecnificada”, sino como requisitos o protocolos de sostenibilidad minera.

Proponemos también aprovechar esta ventana de oportunidad en materia de reformas legislativas con la inclusión de la Minería Artesanal Ancestral (MIAA) como nueva escala o clasificación, la cual ha venido siendo impulsada desde el Grupo de Diálogo sobre Minería en Colombia – GDIAM -el cual integra ARM-, bajo el liderazgo de la geóloga Cristina Echavarría y la antropóloga Neyla Castillo, quienes han trabajado en conjunto con el Ministerio de Minas y Energía y organizaciones de mineros artesanales ancestrales y organizaciones étnico-territoriales de Antioquia, Cauca, Chocó y Caldas para que la MIAA de metales preciosos sea incluida en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de Colombia (LRPCI).

El Estado asume un papel preferente en las diferentes fases del ciclo minero en relación a los Minerales Estratégicos

El documento propuesto por el Gobierno deja manifiesta una clara intención de fortalecer el rol del Estado en el sector, pero desborda sus funciones y capacidades al indicar en su artículo 27 que “las actividades propias de cada una de las fases del ciclo minero serán adelantadas de manera preferente, y según corresponda a sus competencias y capacidades, por el Servicio Geológico Colombiano, o quien haga sus veces, por empresas industriales y comerciales del Estado y sociedades de economía mixta del sector minero, o en el marco de alianzas público-privadas o público-populares de las que aquellas sean parte. (…) la autoridad minera nacional podrá contratar a terceros mediante procesos de selección objetiva con el propósito de garantizar el debido aprovechamiento de dichas áreas”.

Esta prelación en la cual el Estado se asume como principal actor, invierte la forma en la que el sector ha venido operando en las últimas décadas, desincentiva la inversión privada y pone en riesgo la economía del país ante una muy posible incapacidad del Estado de asumir las fases del ciclo minero en cuanto a Minerales Estratégicos. No compartimos desde ARM esta propuesta porque además lesiona seriamente a la MAPE la cual hoy tiene una participación clave en la explotación de estos minerales, en particular el oro, las esmeraldas, materiales de construcción, entre otros.

Protección y fomento diferencial de la minería artesanal, semitecnificada y de pequeña escala.

El documento deja claro un interés del Gobierno para la protección de la MAPE en el país. No obstante algunos de sus artículos ponen en riesgo avances en materia de formalización minera al establecer requisitos complejos a la minería semitecnificada como lo son los instrumentos mineros y ambientales así sean diferenciales; crear esquemas de contratación para la explotación de áreas de formalización minera cuando la minería artesanal no requiere de título minero; establecer un tiempo límite de 3 años para inscripción en el Registro Único Nacional de Mineros y Mineras Informales a fin de ser sujeto de eventual incorporación a procesos de formalización minera, entre otros.

Desde la Alianza por la Minería Responsable proponemos abordar diferencialmente los procesos de formalización minera que en muchas ocasiones se han implementado desconociendo las particularidades territoriales, de técnicas de explotación y poblacionales que han llevado a la estigmatización de las comunidades. Igualmente necesario es incorporar sistemas de validación biométrica para evitar la suplantación de identidad en la minería artesanal, de manera que el propuesto Registro Único de Mineros y Mineras Artesanales y el Sistema Integral de Gestión Minera (SIGM) reflejen la realidad del sector y permitan tomar decisiones y formular políticas que mejoren la calidad de vida de los mineros y mineras.

En la Alianza por la Minería Responsable trabajamos para transformar el sector de la MAPE en una actividad social, económicamente sostenible y ambientalmente responsable, al tiempo que mejoramos la calidad de vida de los mineros artesanales, sus familias y sus comunidades.

Daniel Acevedo
Líder de Proyectos Colombia 
Alianza por la Minería Responsable (ARM)
gro.s1716769535enime1716769535lbisn1716769535opser1716769535@mra1716769535

DEJA TU OPINIÓN:

En este enlace encuentras el documento borrador en discusión y el formulario para realizar comentarios, propuestas y reflexiones. También se encuentran disponibles los canales de comunicación institucional del Ministerio de Minas y Energía a través de los cuales se pueden radicar las propuestas y comentarios. El plazo es hasta el 31 de marzo de 2024.

Share This