Historias del territorio

Bruno Mara Flórez,

“Queremos dejar una huella positiva en el futuro”.

Bruno Mara Flórez es esposo, padre de cuatro hijos y el representante legal de la Central de Cooperativas Mineras Nevados de Ananea – LTDA (CENCOMIN). Es un hombre con una sonrisa sobresaliente y muy trabajador.

Su camino

Bruno nació hace 50 años en el distrito de Ananea, Perú, donde cursó primaria y secundaria. Después, hizo el pregrado en la Universidad de Puno, donde estudió estadística e ingeniería civil, pero debido a la falta de recursos y a otros aspectos personales, no pudo terminar sus estudios. Por ello, en el 2003, volvió a Ananea donde, años atrás, los ananeños habían conformado varias cooperativas mineras con personería jurídica. Así que, siguiendo la tradición familiar y de su región, Bruno empezó a trabajar en una de las cooperativas de su región. Sin embargo, su sueño era “tener una concesión propia y operar de forma directa”, por lo que fundó, junto a otros socios, CENCOMIN. 

Desde ese entonces, Bruno es el representante legal de CENCOMIN, la cual cuenta con cuatro cooperativas mineras y 73 socios, entre los cuales hay 15 mujeres que trabajan en diferentes labores, como el almacenamiento, el bateo[i] y la cocina.

[i] Batear: es la técnica mediante la cual se el oro por medio de una batea.

Su labor

Bruno no cumple un horario pero, al ser el representante legal, tiene que cumplir con varias obligaciones. Por este motivo, algunas veces  “trabajo toda la semana, incluyendo sábados y domingos. A veces no tomo vacaciones, o a veces solo estoy con mis socios”, explica Bruno. Agrega que todos “están dispuestos a trabajar en cualquier momento”. Al ser el representante de CENCOMIN, se dedica más a responsabilidades administrativas; “tramitar documentos ante la Dirección Regional de Energía y Minas (DREM) de Puno, hacer capacitaciones, gestionar temas legales, coordinar el trabajo de los otros socios, atender visitas, realizar reuniones con los socios y gestionar con la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (SUNAT)”, entre otros.

“Como papá me gustaría que al menos uno de mis hijos estudie esta carrera de minería, porque es muy bonita y es una materia prima que la tenemos a la mano, acá en el Perú, en Ananea”.

Su compromiso

La organización minera CENCOMIN ha mostrado un interés en certificar sus sistemas de producción de mineral bajo con el Estándar de Minería Justa Fairmined, ya que está interesada en formar parte de cadenas de suministro responsables. Bruno cuenta que CENCOMIN quisiera acceder a un “mercado digno, con precios reales del mercado internacional”. Opina que la iniciativa Fairmined “es una firma que los legaliza y los viabiliza”. Agrega que la organización minera está comprometida con el medio ambiente y que para ellos es muy importante ir mejorando sus condiciones con el tiempo. “Nos gustaría quitar el mercurio del proceso de extracción del oro. Para que sea un oro más puro”.

“Hay compañeros mineros que son ilegales y que practican la minería de una mala forma. Pero nosotros queremos ser diferentes. Queremos dejar una huella positiva en el futuro. Por eso queremos formalizarnos y ser responsables. Queremos dejar una enseñanza para el cuidado del medio ambiente, como por ejemplo del agua”.

Share This